Compara máquinas cortapelos

Aquí puedes comparar las distintas máquinas de cortar el pelo que se pueden encontrar en el mercado online:

¿Por qué comprar un máquina de cortar el pelo?

Los motivos para comprar una máquina cortapelos pueden ser muchos y muy variados. Mucha gente prefiere cortarse el pelo en casa, puesto que con un cortapelos es fácil realizar cortes sencillos y de esta forma se ahorran los gastos en peluquería y se gana en comodidad. Por otra parte, con el confinamiento por el COVID 19 hemos visto cómo, dependiendo de ciertos factores, las peluquerías pueden llegar a estar cerradas durante semanas o meses, imposibilitando así que mucha gente se haga el corte de pelo que acostumbra a hacerse.

maquina-cortapelos-azul
Ejemplo de máquina cortapelos

Ahorro en peluquerías

maquina-cortar-pelo-peluqueria
Se puede ahorrar en peluquería

Normalmente, cuando hablamos de un corte de pelo en una peluquería, dependiendo de la ciudad y la zona donde esté ubicado el establecimiento, nos cuesta una cantidad entre los 10 y los 15 Euros (sólo el corte, sin contar otros servicios como tintes, mechas, etc.). Si tenemos en cuenta que los estilistas recomiendan cortarse el pelo cada 8 semanas, tan sólo en cortes de pelo gastaríamos entre 70 y 100 Euros al año por persona. Teniendo en cuenta que una misma máquina de cortar el pelo puede ser usada por todos los miembros de la familia este precio se dispara.

De esta forma, tener una máquina de cortar el pelo profesional en casa nos ahorra mucho dinero en peluquerías que podemos invertir en aquello que mejor nos parezca.

Comodidad

Ir a la peluquería no sólo implica un mayor gasto de dinero, sino también de tiempo y esfuerzos. Citas previas, esperas y desplazamientos son otras de las cosas que nos podemos ahorrar teniendo una de estas máquinas en casa. ¡Además, podremos cortarnos el pelo cualquier momento!

Cuarentenas y períodos especiales

Por fuerza hemos aprendido que en crisis sanitarias las peluquerías son de los primeros negocios en cerrar para evitar contagios masivos. Lo hemos visto con el COVID 19, donde las peluquerías han permanecido cerradas durante semanas.

A raíz de esta crisis son muchas las personas que han decidido montar su pequeña peluquería en casa para mantenerse aseados en tiempos difíciles y cortes de pelo, tintes, mechas y todo tipo de servicios que solíamos procurar a un peluquero profesional ahora se empiezan a practicar en casa. Una máquina cortapelos es una de las herramientas de peluquería más fáciles de usar y más económicas, por lo que cada vez más personas están adquierendo la suya.

¿Cómo tengo que usar esta web?

En esta web te mostramos distintas opciones de cortapelos para que puedas elegir la que más se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo. De esta forma puedes ver de forma rápida los productos que puedes encontrar en el mercado y comprarlos de forma 100% segura.

Nuestra misión es que puedas ver de un simple vistazo las distintas maquinillas con sus características principales y su precio y que las puedas comparar fácilmente para hacerte con la que más te guste. ¡Al fin y al cabo, lo único que intentamos es ahorrarte tiempo a la hora de encontrarlas y decidirte por una de ellas!

¿Qué es una máquina cortapelos?

Una máquina cortapelos es simplemente una herramienta especializada para cortar el pelo, principalmente en humanos. Su funcionamiento es mediante dos cuchillas dentadas, una de las cuales bascula a gran velocidad cortando los pelos que se quedan atrapados entre ambas.

Aunque las maquinillas cortapelo son ampliamente conocidas por todos y prácticamente todo el mundo ha usado una alguna vez, ya sea para cortar el pelo a otra persona o para que otra persona se lo corte, cabe recordar que no siempre han sido tal y como las conocemos hoy en día. En sus inicios eran máquinas manuales activadas por palancas, muy similares a unas tijeras pero con las hojas basculantes y dentadas.

¿Cómo usamos un cortapelos?

El funcionamiento de las máquinas de cortar el pelo eléctricas modernas es muy sencillo. Tan sólo nos bastará con conectarla a la red eléctrica, ajustar la longitud de corte y ya estamos listos para empezar con el corte de pelo. Para hacer este y otros ajustes contaremos con distintos accesorios que normalmente vienen incluídos en la misma caja del cortapelos cuando lo compramos.

Es cierto que para algunos cortes de pelo necesitaremos cierta pericia que nos dará la experiencia, pero con un poco de práctica pronto estaremos haciendo degradados y otros efectos con resultados satisfactorios.

La historia de la máquina de cortar el pelo

Incluso los objetos más cotidianos tienen su historia y la máquina de cortar el pelo no iba a ser menos. A principios del S. XIX un barbero serbio llamado Nikola Bizumić inventó la máquina de cortar pelo manual, que fue ampliamente usada durante décadas por la facilidad que ofrecía para realizar cortes de pelo, sobre todo si la comparamos con las tijeras, que requieren de una técnica bastante más refinada y dejan mucho más margen al error.

Sería ya en la última década del siglo cuando Mathew Andi empieza la fabricación industrial de maquinillas eléctricas que supondrían otra revolución en la peluquería, puesto que permitían realizar cortes de pelo de forma mucho más rápida y uniforme, reduciendo además el esfuerzo que implicaba accionar las palancas de las maquinillas manuales. Aun así, estas primeras máquinas cortapelos eléctricas eran aparatosas y suponían el tener que conectarlas a un motor externo que movía los ejes de las palas.

Sería en 1919 cuando Leo Wahl, un joven estadounidense que había empezado a fabricar productos de peluquería unos años atrás, patentó la maquinilla profesional tal y como hoy la conocemos, revolucionando una vez más el sector al permitir que los peluqueros, y el público en general, pudiesen cortar el pelo de forma fácil, precisa y rápida con una herramienta portátil que se podía usar en cualquier lugar que dispusiera de una toma de corriente.

Si tienes curiosidad y quieres saber más sobre el origen de esta herramienta de corte de pelo te recomendamos que leas este artículo de Wikipedia.

Longitud estándar del cabello según las alzas de la cortapelos

Cuando nos vamos a rapar con una máquina de cortar el pelo usamos cierta nomenclatura para las distintas longitudes de pelo que nos queremos dejar. ¿Cuántas veces habremos dicho u oído cosas como “esta parte me la dejas al dos y esta al cuatro”? Pero, ¿realmente sabemos qué significa? Por simple costumbre nos hacemos una idea de como quedará, pero normalmente no sabemos qué longitud estamos pidiendo exactamente, pues esos números no se corresponden a unidades del sistema métrico o el imperial, sino a fracciones o grupos de unidades de los mismos dependiendo del caso: cada número hace referencia a 3mm o a ⅛ de pulgada y al 0 sería cortar el pelo sin ningún alza, es decir, rapar (el pelo queda un poco más largo que cuando es afeitado (1/25″ ≈ 1mm)). En la siguiente tabla podemos ver de forma clara las equivalencias entre unos y otros:

NúmeroSistema MétricoSistema Imperial
Al 13 mm1/8″
Al 26 mm2/8″
Al 39 mm3/8″
Al 412 mm4/8″
Al 515 mm5/8″
Al 618 mm6/8″
Al 721 mm7/8″