Máquina de cortar pelo profesional

Aquí puedes comparar distintas máquinas cortapelo profesionales y ver rápidamente cual se adapta mejor a tus necesidades y presupuesto.

Os contamos, desde nuestra experiencia, como distinguir las mejores máquinas profesionales para cortar pelo del mercado. Después de la introducción podréis ver cuales son las que nosotros recomendaríamos y por qué.

¿Cual es la mejor máquina para cortar el pelo profesional?

Esta pregunta, como tantas otras, probablemente no tenga una sola respuesta. Depende de distintos factores que tienen que ver con las necesidades de cada profesional. Cuando nosotros mismos, como profesionales, nos hemos hecho la misma pregunta siempre saltan a la palestra tres marcas: Wahl, Oster y Moser.

Estas son las marcas de máquinas de cortar el pelo profesionales más conocidas y las que mayor percepción de calidad aportan, aunque como bien sabemos, esta calidad también se paga. Esto no significa que otras marcas no produzcan cortapelos profesionales de calidad. Philips, Remington y algunas otras tienen productos en el mercado con unas prestaciones en cuanto a potencia, precisión y durabilidad que poco tienen que envidiar al resto.

¿Qué diferencia una máquina cortapelos profesional de una doméstica?

Las máquinas profesionales destacan por una serie de características que las hacen más idóneas para su uso en peluquerías o barberías, donde recibirán un uso intensivo y donde han de ofrecer acabados perfectos.

Motor

El motor es probablemente uno de los elementos que más diferencia las máquinas profesionales de las de uso doméstico. Las máquinas cortapelos profesionales acostumbran a incorporar motores magnéticos de una o varias velocidades creados especialmente para soportar un uso prolongado. Hay que tener en cuenta que en muchas peluquerías son, junto a las tijeras, la principal herramienta de trabajo, por lo que el motor debe poder aguantar largas jornadas encendido sin desfallecer.

Cuchillas

Las cuchillas de una máquina profesional son más resistentes. Además, para poder ofrecer un acabado perfecto, son ensambladas y aseguradas en la maquinilla de forma precisa a fin de evitar movimientos o vibraciones indeseadas.

Es habitual en las máquinas profesionales que las cuchillas puedan ajustarse en distintas posiciones para poder ofrecer distintas longitudes de corte dentro de un mismo número. Algunas de estas máquinas pueden contar con hasta 10 posiciones.

Fabricación

A parte del motor y las cuchillas, una máquina cortapelos, ya sea profesional o doméstica, cuenta con muchos otros elementos como las tapas, el cable, palancas… que cuentan con mayor calidad y robustez en el caso de las maquinillas profesionales. Esto permite que su uso sea más cómodo, preciso y duradero.

Precio

Evidentemente las máquinas cortapelos profesionales son más caras que las que están destinadas a uso doméstico. Una fabricación de mayor calidad supone también un mayor coste, pero se amortizan en poco tiempo debido a su uso y su durabilidad.

Las mejores marcas de cortapelos profesionales

Como adelantábamos en la sección anterior, las marcas con más prestigio en el mercado y las que más abundan en barberías y peluquerías son Wahl, Oster y Moser, marcas con gran experiencia y con una calidad de fabricación, lo que las hace destacar entre las demás.

Wahl

Leo Wahl, el fundador de Wahl Clipper Corporation, fue de hecho el inventor de la máquina de corte profesional eléctrica cuando, en 1911, mientras vendía masajeadores a las peluquerías, se dió cuenta de la necesidad los peluqueros de contar con herramientas más rápidas y fiables. En 1919 inventó la máquina cortapelos con el motor integrado en el propio cuerpo de la herramienta, dando un paso más en versatilidad y comodidad.

En la década de 1940, la compañía instaló sus primeras máquinas prensadoras de plástico, permitiendo una integración vertical de la fabricación de sus productos y consiguiendo fabricar todos los componentes de sus máquinas de cortar el pelo profesionales por ellos mismos. Al mismo tiempo empezaron a fabricar otros productos aprovechando su capacidad productiva y se convierte en un gran fabricante.

En las décadas siguientes continuarían mejorando sus máquinas cortapelos, posicionándose entre los mejores productores. También diversificaron su cartera de productos con la fabricación de maquinillas de afeitar eléctricas y otros productos complementarios.

Oster

La marca Oster se relaciona comúnmente con los electrodomésticos de cocina. En realidad, Oster Manufacturing Company empezó su andadura empresarial fabricando cortapelos manuales, pasando a fabricar cortapelos profesionales con motor a finales de los años 20. Su fundador fue John Oster, quién estableció la fábrica de la compañía en Wisconsin, EEUU.

El motivo de que el público general relacione Oster con electrodomésticos tales como licuadoras o planchas de cocina y no tanto con cortapelos profesionales es que en 1946 compró la empresa Stevens Electric Company a fin de diversificar su negocio. Con esta adquisición se introdujo en el mercado de los pequeños electrodomésticos.

Moser

Moser, a diferencia de las dos marcas anteriores, no nació en EEUU sino en Alemania, donde siguen fabricando todos los componentes de sus máquinas y desde donde las distribuyen a todo el mundo. Aunque en su nacimiento fué una empresa independiente, ahora forma parte de la la compañía Wahl, aunque siguen trabajando en líneas diferentes.

A parte de la marca Moser, la empresa cuenta con otras marcas dedicadas a la producción de máquinas de cortar pelo para animales, academias de peluquería, etc.